¿Quieres abortar?

Si estás embarazada y has decidido interrumpir tu embarazo tienes que recurrir a una clínica para informarte del proceso.

Es importante que tomes la decisión tú sola, aunque puedes consultar con tu pareja, familiares y amigos. Ellos te aconsejarán y respetarán tu decisión final.

Tipos de aborto inducido

Según el tiempo de gestación se puede realizar un aborto químico o un aborto quirúrgico.

Aborto no natural

El aborto químico se induce por una combinación de fármacos y sólo es posible en las primeras semanas de embarazo. Es el procedimiento recomendado siempre que sea posible ya que no requiere anestesia y las molestias son mínimas, ya que se produce únicamente un leve sangrado y dolor en el bajo vientre.

Cuando el embarazo está más avanzado hay que recurrir a técnicas quirúrgicas para provocar el aborto. Antes de las siete semanas se lleva a cabo el aborto por aspiración con una jeringa manual o una bomba eléctrica.

Más adelante se lleva a cabo un método de dilatación y raspado, también conocido como legrado, que elimina tejido del útero.

Aspectos a tener en cuenta

Debes saber que es una intervención de riesgo para la madre. Los métodos, cuando se trata de procedimientos poco invasivos, tienen un bajo riesgo de complicaciones, pero estos van aumentando conforme avanza el embarazo.

El aborto, también conocido como interrupción voluntaria del embarazo (IVE), debe ser practicado por un médico especialista en un centro acreditado. Para poder llevarlo a cabo se requiere el consentimiento por escrito de la mujer embarazada o del representante legal.

En caso de que tengas 16 o 17 años no necesitas el consentimiento de tus padres, pero sí que deben ser informados de tu decisión. En caso de que seas menor de 16 debes ir acompañada de tu madre, padre o representante legal.

Feto en saco amniótico

Si se desea someterse a un aborto y el médico no quiere realizarlo por cuestiones morales debe derivar a la paciente a otro médico que si esté dispuesto a hacerlo.

Pasos a seguir si se desea abortar

En España, el aborto es legal y libre hasta las 14 semanas.

Lo primero que se debe hacer si se desea abortar es acudir al médico de cabecera o a un centro de planificación familiar para que te deriven a una clínica IVE acreditada. Una vez allí, un ginecólogo revisará el historial médico e informará a la paciente sobre los pasos a seguir.

También es posible acudir directamente a una clínica IVE acreditada, sin pasar por el médico de cabecera o el centro de planificación familiar.

Es importante tomar la decisión de si se desea abortar o no cuanto antes. Aunque no se tenga claro del todo siempre se puede pedir cita en una clínica IVE acreditada y allí recibir información sobre las opciones existentes en el caso de que la mujer se esté planteando la posibilidad del aborto.

En España, los abortos están cubiertos por la Seguridad Social, pero hay que realizar una serie de trámites y el procedimiento se lleva a cabo en clínicas IVE, que son privadas.

Si no se desea o no se puede esperar a realizar los trámites para que el procedimiento lo cubra la salud pública siempre se puede pagar por el aborto.

Descuentos
en clínicas

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Cerrar