Síntomas de embarazo en el sexto mes

A estas alturas empiezas a sentirte muy pesada con los pechos y los pies hinchados.

Tus pechos pueden secretar calostro, que es un líquido precursor de la leche materna. Tiene inmunoglobulinas, agua, grasas, proteínas, carbohidratos y otros componentes que conforman un líquido amarillento.

El calostro es una preparación para la lactancia y se secreta por la actividad de hormonas como la prolactina, la oxitocina, la hormona lactógena placental y la luteinizante. Es el bebé el que indirectamente estimula la secreción.

Las pérdidas de calostro pueden darse en cualquier momento del día y son normales. Puedes emplear discos protectores sobre los pezones para evitar marchar la ropa.

En este mes puedes empezar a notar las contracciones de Braxton Hicks. Son contracciones uterinas esporádicas que se producen desde la sexta semana de embarazo, aunque no se sienten hasta más adelante.

Suelen ser poco frecuentes, irregulares y generalmente indoloras. Pero, si te causan demasiadas molestas, cambia la posición, date un baño relajante, bebe agua o realiza ejercicios de relajación y respiración profunda que te ayuden a relajarte.

Dieta rica en fibra

El estreñimiento es un síntoma muy común durante el embarazo. Una de las causas es el aumento de la progesterona, que hace que el paso del alimento a través del sistema digestivo sea más lento. Por otro lado, el útero cada vez ejerce más presión sobre el recto.

Para prevenirlo o aliviarlo come alimentos con gran cantidad de fibra, bebe agua en abundancia y haz ejercicio con regularidad.

En caso de estreñimiento agudo acompañado de dolor abdominal o alternado con diarrea, mucosidad o sangre en las heces consulta con médico, pues podría indicar la presencia de algún otro problema.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Cerrar